lunes, 17 de marzo de 2014

JOAQUÍN ORTIZ GARCÍA (ARQUITECTO) Y EL LLANES DE LA SEGUNDA REPÚBLICA

Joaquín Ortiz García,
a su llegada a Llanes,
en 1929.
(Archivo fotográfico de H. del Río)

La editorial Hércules Astur de Ediciones publicó en 2011 el libro “Joaquín Ortiz, un arquitecto racionalista”. El volumen recoge la biografía de Joaquín Ortiz García (Valladolid, 1899-Ribadesella, 1983), arquitecto municipal del Ayuntamiento de Llanes durante la década de los años 30 del siglo XX.


Considerado como uno de los representantes más destacados de la corriente racionalista, Joaquín Ortiz fue un decidido renovador del lenguaje arquitectónico. A él se deben numerosos proyectos de viviendas unifamiliares en Llanes (muchas de ellas encargadas por indianos), edificios de viviendas como el “Borinquen” (en cuya construcción se utilizaron sistemas novedosos para la época, léase forjado de losa de hormigón o cubierta de fibrocemento) y la casa de Contró; obra pública, como la antigua Lonja del Pescado (Rula); almacenes y fábricas (como SADI, de quesos y mantecas, o la de conservero de pescado Alfonso Cimino), consultorios médicos y sanatorios (como el del doctor José María García Gavito), puentes, calles y plazas (como la de la Corrada de Porrúa) y obras de alcantarillado y abastecimiento de agua. 

En Gijón, donde mantenía abierto un estudio en la calle Ménen Pérez, proyectó en 1936, conjuntamente con su colega Manuel García Rodríguez, el primer “rascacielos” de Asturias, en la plaza de San Miguel.

El libro no sólo aborda la vida y obra del arquitecto, sino un detallado recorrido por una década crucial. Sus páginas contienen una visión de la historia de una localidad durante la Segunda República, reflejada en su vida cotidiana y en el drama de la Guerra  Civil.

Hijo de José Ramón Ortiz Portillo (relevante arquitecto en Santander a finales del siglo XIX y principios del XX), Joaquín Ortiz perteneció al organigrama del Ayuntamiento de Llanes desde 1929 hasta 1937. Socialista y masón, cofundador de la Agrupación Socialista Llanisca (PSOE), presidió en la villa el Círculo Republicano. En la Revolución de Octubre de 1934 desempeñó un activo papel y durante la Guerra Civil fue el único arquitecto integrado en la Comisión Técnica de Fortificaciones militares en Asturias, a las órdenes del gobierno presidido por Belarmino Tomás. Después de la derrota del bando republicano en 1939 se exilió en la República Dominicana (1940-1945) y en Venezuela (1945-1977), países en los que desarrollaría notables proyectos arquitectónicos. A su vida y a su obra se dedicó uno de los paneles de la magna exposición “Arquitecturas desplazadas. Arquitecturas del exilio”, organizada en 2007 por el Ministerio de la Vivienda en los espacios de Nuevos Ministerios, en Madrid, y dos de cuyos promotores fueron Henry Vicente Garrido y Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes.

En 2011, el Ayuntamiento de Llanes bautizó con el nombre de Joaquín Ortiz uno de los paseos marítimos de la villa llanisca y organizó una amplia exposición de producción propia sobre el arquitecto racionalista.





PRENSA:




Sanatorio del doctor José María García Gavito (Llanes).

Edificio "Borinquen" (Llanes).

Edificio en la plaza de Evaristo San Miguel
(Gijón).

Chalet de Ceferino Ballesteros (Llanes).

Chalet y clínica del doctor José de la Vega Thaliny
(Llanes)
  
Lonja del Pescado o Rula (Llanes).
Chalet de Francisco Sordo (Llanes).

Casa de Narciso Rugarcía (Llanes).

Chalet de Nadal Andréeu en Jarabacoa
(República Dominicana).

Edificio Roselló en Santo Domingo.

1 comentario: