jueves, 2 de noviembre de 2017

LLANES: CARMEN GARCÍA SEARA (SOR CARMEN), UNA MONJA PARA LA HISTORIA

 Para todos los llaniscos, que tanto la quieren y tanto la admiran, Carmen García Seara es, simplemente, Sor Carmen.
Directora de la Residencia Fundación Faustino Sobrino de Llanes, está siempre al pie del cañón, incansable en su gestión inmaculada. Cada día, veinticuatro horas pendiente de todo, en beneficio de los residentes.
Ella y sus compañeras son dignas herederas de la limpia y eficaz tradición de servicio de las monjas franciscanas misioneras de la Madre del Divino Pastor, que desde 1894 están haciéndose cargo de la importantísima institución llanisca. La joya, sin duda alguna, de las instituciones de Llanes.
Esta excepcional mujer es de As Teixugueiras, localidad de la provincia de Ourense, donde nació en 1943, hija de Manuel y Dosinda. Es la segunda de nueve hermanos, cinco de los cuales eran hembras. Una de esas hermanas suyas es religiosa, como ella: franciscana de la Divina Pastora. Se llama Remedios y está destinada como misionera en Chile.
Carmen fue a estudiar a Madrid a los 13 años, con el propósito firme de hacerse monja. Era en la calle de Santa Engracia, número 142. Novicia a los 16 años, hizo los votos a los 18.
En Madrid acumularía una experiencia docente de 30 años, como profesora de un colegio. Carmen es una mujer muy preparada, aunque no presume de ello. Había estudiado la carrera de Magisterio e hizo también los estudios de técnico administrativo. 
Fue enviada luego por su congregación a León, capital, donde permanecería ocho años en un centro infantil; más tarde la mandaron al Barco de Valdeorras (Orense), localidad en la que estaría otros tres años como profesora, y luego en Arenas de San Pedro (Ávila), seis años más.
Sor Carmen lleva en Llanes desde 2002 como directora de la Residencia Faustino Sobrino. Pequeña y espartana, muy fuerte física y mentalmente, está siempre pendiente de todos los detalles. Siempre resulta Carmen una mujer eficaz. Tiene una amplísima experiencia en la dirección y organización de equipos de trabajo y podría asumir con solvencia la dirección de cualquier empresa que le pusieran por delante.
 Higinio del Río Pérez

miércoles, 18 de octubre de 2017

VICENTE ANTONA, UN PINTOR MADRILEÑO DEL QUE HEMOS PERDIDO LA PISTA




Del pintor madrileño Vicente Antona no sabemos nada. 
¿Dónde estará? ¿Qué habrá sido de él? 
Nos gustaría contactar con este hombre singular. 


De él conservamos su tarjeta de visita, que dice así:

VICENTE ANTONA GARCÍA
Arte-Decoración
Calle Verdad, 7. 3º 1
2809 MADRID

Pero su teléfono no responde. Lo hemos intentado infinidad de veces. 
Nos queda el recuerdo imborrable de su simpatía y de su cariño. De cuando venía todos los veranos a Llanes y pasaba por la Casa Municipal de Cultura.
De las acuarelas de la villa llanisca hizo unas reproducciones que se vendían en la Basílica de Santa María, con el beneplácito de don Luis Díaz García, el párroco querido por todos. 
La última vez que vimos a Vicente Antona fue en el salón de actos del Centro Asturiano de Madrid (C/ Farmacia, 2), con motivo de la presentación del libro "Joaquín Ortiz, un arquitecto racionalista", en el otoño de 2011. 
Buscando en Google, tan solo hemos encontrado la referencia de una acuarela suya que forma parte del patrimonio del Ayuntamiento de Ayllón (Segovia): "Toros en Riaza", 24 x 26 cm.

Higinio del Río









jueves, 12 de octubre de 2017

TODAS LAS MADRES SON PILARES


UN PEQUEÑU HOMENAJE A PILAR PÉREZ BERNOT (1924-2008), 
LA DE LA TIENDA DE COMESTIBLES "LA PILARICA" DE LLANES


(…/…) Pilarina vivía sólo para sus hijos (se desvivía, diríamos mejor), uno de los cuales le salió periodista. Cuando iba a verlos a Madrid le tocó más de una vez llevar al Alsa, de noche, la crónica del rapaz para la «Hoja del Lunes» de Oviedo. Era una madre amantísima y todoterreno que para sí hubiera querido Mariano José de Larra. Lo demostró, sobre todo, una vez que el periodista hizo prácticas en un programa de radio (la COPE) dirigido por Manuel Antonio Rico: en aquel tiempo, México sufrió un terremoto que conmocionó a la opinión pública; Plácido Domingo encabezó, entonces, la ayuda a los damnificados y organizó en Madrid una «Antología de la zarzuela» para recaudar fondos. Al hijo de Pilarina le fue encomendado entrevistar al tenor, y el joven reportero aprovechó la ocasión para llevar con él al teatro de la Zarzuela a su madre y a su hermano. En el intermedio, prepara su grabadora para entrar en acción, pero en seguida ve que es una misión prácticamente imposible. Plácido se divisa tras un muro infranqueable de cámaras y micrófonos. Pilarina, que está al quite, aparece de pronto para sacar las castañas del fuego y se abre paso discretamente hasta el divo, mientras se prepara alrededor un equipo de Televisa: «Mire, soy la madre de aquel periodista que está allí, que viene a hacerle una entrevista. ¿No le podría usted atender?». Al cantante le llega al alma la intercesión maternal; busca al muchacho y le echa el brazo por el hombro con suma cordialidad: «Adelante, joven. Pregunte». De aquel rincón salieron así unas jugosas declaraciones que al día siguiente se emitirían en exclusiva en el boletín de la mañana.


(Párrafo de un artículo de Higinio del Río, titulado "Un año sin Pilar Pérez Bernot", publicado en el diario LA NUEVA ESPAÑA el jueves 14 de mayo de 2009).

jueves, 25 de mayo de 2017

TEATRO EN ASTURIAS: UN ENCUENTRO SIN PRECEDENTES ENTRE PROGRAMADORES Y COMPAÑÍAS


El dramaturgo Etelvino Vázquez, en la presentación
de las propuestas de la compañía Teatro del Norte.
(Foto: Higinio del Río).
  
Los días 23 y 24 de mayo de 2017, el Paraninfo de Laboral Gijón Ciudad de la Cultura fue sede de dos intensas jornadas teatrales convocadas por la Viceconsejería de Cultura del Gobierno del Principado de Asturias. Fue un encuentro absolutamente novedoso.

Asistieron al encuentro los directores de las casas municipales de cultura de 24 ayuntamientos y los representantes de 46 compañías teatrales, así como de los colectivos ACPTA (Asociación de Compañías Profesionales de Teatro y Danza en Asturias) y FOROESCENA (asociación de empresas de artes escénicas de Asturias).  
El objetivo fue facilitar el encuentro entre los programadores municipales y los grupos teatrales que forman parte del Circuito de las Artes Escénicas del Principado. Sobre el escenario, a lo largo de un total de diez horas, se sucedieron pequeñas representaciones de diez minutos, con las que se completó una visión general de las propuestas teatrales incluidas en la presente edición del Circuito de las Artes Escénicas. Los directores de las Casas de Cultura conocieron así, de primera mano, los contenidos, características, necesidades técnicas y público al que van dirigidas las obras seleccionadas.
Fue una excelente ocasión para profundizar en el conocimiento mutuo y en el intercambio de experiencias.  
El Circuito de las Artes Escénicas, una de las conquistas culturales más notables de la región asturiana en los últimos años, se creó en  2001. Es un paso más en la democratización de la cultura. 
En esencia, implica un marco de coordinación entre el Gobierno del Principado, los ayuntamientos y las compañías profesionalesy permite ofrecer y acercar el teatro a los ciudadanos de numerosos municipios. Al propio tiempo, colabora en el fomento de la creación, producción y difusión de las artes escénicas. 
En la actualidad, se programan cada año 300 representaciones dentro del Circuito, del que forman parte 25 ayuntamientos y cuarenta y ocho compañías.

Higinio del Río Pérez


Laboral Gijón Ciudad de la Cultura, sede de los encuentros.

Moisés González y Ana Eva Guerra,
de El Callejón del Gato.
(Foto: Higinio del Río).

Verónica Gutiérrez y Silvino Torre, de Factótum Teatro.
(Foto: Higinio del Río).



viernes, 21 de abril de 2017

LIBRO "DIMES Y DIRETES". UNA ENTREVISTA A HIGINIO DEL RÍO EN "EL COMERCIO"

____________________________________________________
ENTREVISTA


HIGINIO DEL RÍO, PERIODISTA


“La entrevista fue el inicio de los periodistas asturianos en Madrid”


Ramón Batalla

Hace unos días, ha visto la luz el tercer libro del periodista llanisco y gestor cultural Higinio del Río. La obra, titulada “Dimes y Diretes”, recoge en sus páginas una selección de entrevistas a cuarenta y tres personalidades de la vida española.




iginio del Río (Llanes, 1954) considera su nuevo trabajo editorial “Dimes y Diretes” como “un resumen de mi etapa en Madrid, donde pasé dieciséis años, primero estudiando la carrera en la Facultad de Ciencias de la Información y luego trabajando en distintos medios”.
Durante ese período profesional, entre los años 1978 y 1988, realizó numerosas entrevistas, una selección de las cuales aparecen en este libro, prologado por el ex jefe de la Casa del Rey, el asturiano Sabino Fernández Campo, y estructurado en cinco capítulos: Periodismo y Literatura, Política y Políticos, Economía y Sindicalismo, Espectáculos y Deporte y Pensamiento y Sociedad.


Galería de retratos

Aparecen en “Dimes y Diretes” algunas de las personalidades más importantes de la reciente historia de España, como Carlos Bousoño, Antonio Buero Vallejo, Camilo José Cela, Antonio Mingote, Emilio Romero, Fernando Vizcaíno Casas, José María de Areilza, Enrique Barón, Manuel Fraga, Julián García Vargas, Marcelino Camacho, Carlos Ferrer Salat, Antonio Gutiérrez, Ramón Tamames, Nuria Espert, José Luis L. Aranguren, Julio Caro Baroja, Julián Marías y Amando de Miguel.
Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense, Higinio del Río ha sido redactor jefe de la revista Crítica de Arte, colaborador habitual de varias publicaciones y responsable de Prensa de la Federación Nacional de Casas Regionales y Provinciales y del Centro Asturiano de Madrid.
Es, asimismo, el director de la Casa Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Llanes desde febrero de 1990.
Del Río ha publicado hasta ahora dos libros: “Asturianos en Madrid” (Avilés, 1990) y “Crónica cultural. Una aproximación a la Casa de Cultura de Llanes” (Gijón, 1992), prologados por el abogado y periodista José Mario Armero y por el sociólogo Amando de Miguel, respectivamente.
Es también autor de la tesina “Hacia el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre España e Israel”.
En su primer libro, “Asturianos en Madrid”, aparecieron algunas de las entrevistas que publicó en EL COMERCIO, a personajes como Fernando Morán, Juan Antonio Cabezas, Víctor Manuel, José León Delestal y Manuel Antonio Rico.

- ¿Qué objetivos persigue con su último libro?

- En conjunto, el libro pretende acercar al lector a uno de los períodos más intensos del siglo XX español, a lo largo del cual tuvieron lugar sucesos tan importantes como la Transición democrática, los gobiernos de UCD, la Constitución del 78, la organización del Estado de las Autonomías, el intento golpista del 23-F, la victoria del PSOE en octubre del 82 y la incorporación al Mercado Común y a la Organización del Atlántico Norte (OTAN).  

“Pretendo acercar al lector
a uno de los períodos
más intensos del siglo XX español”


- ¿Por qué la entrevista?

- Para los periodistas asturianos que hemos trabajado en Madrid, el género de la entrevista fue como un rito iniciador. Estaban tan a mano tal cantidad de personajes famosos e ilustres, tantos protagonistas permanentes de la noticia, que resultaba relativamente fácil aprovechar esa fuente inagotable de entrevistas siempre demandadas por el público lector. 

- ¿Qué condiciones básicas ha de tener un entrevistador?

- Entre otras cosas, saber escuchar e interpretar; resumir y sintetizar las respuestas con acierto, evitando la tergiversación y el cambio de sentido; y, como diría el teórico francés Philippe Gaillard, simplemente hacer decir al entrevistado lo que interesa al público.


“El único problema entre más de 
doscientos entrevistados
lo tuve con el profesor Gustavo Bueno”


- ¿Tuvo usted problemas alguna vez con los personajes entrevistados?

- Solamente en una ocasión. Con Gustavo Bueno. En una entrevista que le hice para HOJA DEL LUNES de Oviedo hace años calificó a Lluis Xabel Álvarez -marido de la consejera de Cultura en funciones, Amelia Valcárcel- de “cretino completo”. Se armó bastante alboroto y Gustavo Bueno fue objeto de una querella criminal. La acusación particular pedía una multa de varios millones de pesetas y unos años de destierro para el profesor. Lo que me sorprendió fue la salida de Bueno, que intentó, sin éxito, que pagara el pato el más débil, esto es, el periodista. Negó haber dicho “cretino completo y apunto que el calificativo empleado había sido el de “cretense”. Fue un suceso algo surrealista y no dejó de tener su gracia… El único problema entre más de doscientos personajes entrevistados.

Los mejores

- ¿De qué entrevista guarda mejor recuerdo?

- Pasé con Cela una hora y media memorable. De Julio Caro Baroja me impresionó el tono de pesimismo que tenían sus palabras. Enrique de Castro me pareció un cura admirable que está haciendo una gran labor luchando contra la droga en los barrios marginales de Madrid.

- ¿Cuál es la mayor dificultad en la elaboración de las entrevistas?

- Resumir en seis o siete folios los 90 ó 100 minutos de conversación que mantuve por término medio con cada uno de los entrevistados.


“Guardo mis mejores recuerdos de 
Camilo José Cela, Julio Caro Baroja 
y del cura Enrique de Castro”



En el prólogo del libro, el teniente general Sabino Fernández Campo, conde de Latores, señala que “Higinio del Río ha sabido extraer de las entrevistas que ahora aparecen reunidas la esencia de cada personaje, sus sentimientos interiores y sus recónditos pensamientos”.
El ex jefe de la Casa del Rey añade en su prólogo a “Dimes y Diretes” que “entre el amplio y selecto plantel de personalidades que son objeto de sus entrevistas, las hay que sentaron a través de sus respuestas unos criterios permanentes, unas opiniones intemporales que pueden tener aplicación en todo momento”.

(JUEVES 6 DE JULIO DE 1995 · EL COMERCIO)