jueves, 23 de noviembre de 2017

LLANES: UN PERRITO CON EL APLOMO DE HUMPHREY BOGART Y LA DECISIÓN DE GIOVANNI GIACOMO CASANOVA

                                                                       Foto: ROSA ROZAS

HERMANO "SOL"

Por Higinio del Río Pérez

El “Sol” vive en un apartamento sobre las rocas que flanquean la Playa del Sablón, al lado de la muralla medieval. Soltero y sin compromiso, es todo un personaje, un “bon vivant” que habría hecho buenas migas con el santo de Asís (podría ser incluso un buen cronista oficial de Llanes, porque conoce el pulso de la localidad y no despierta la menor animadversión).
Por mucha tensión prebélica que viva el mundo, no ha nacido aún el guapo que le haga a él variar las costumbres. Sobre las nueve de la mañana, asoma el morro en la cancela y, sin acelerarse, sale con la cabeza alta, caminando con pasos cortos a la búsqueda de la aventura diaria de la vida. Junto a la escalinata que baja al arenal, contempla el panorama en silencio (últimamente parece que lo hace de un modo más concentrado, porque también a él le trae a mal traer la amenaza presente y futura del chapapote); deambula luego por el Paseo de San Pedro y se suma a las escasas tertulias de peso que aún le quedan a la Puebla de Aguilar. Aunque es un tipo independiente –y a veces gasta malas pulgas-, el “Sol” está ansioso de cariño. Se arrima sólo al trigo limpio y huele a distancia las fuentes orales de verdadera confianza. En el lugar donde vive, había antiguamente unas casuchas habitadas por singulares protagonistas de la intrahistoria de Llanes, como la honrada y querida familia de Perfecto Santos Cue, “Teto”, de cuya época todavía hay quien recuerda las ocurrencias en verso que sobre su madre popularizó en plena posguerra la ingeniosa Concha “la Juanilla”, la esposa de “Juanillo” Goti (uno de los ciento treinta miembros de la tripulación que dio la vuelta al mundo a bordo del “Nautilus” entre 1892 y 1894), que era vecina de ellos. Al “Sol” se le ponen tiesas las orejas cuando oye aquéllo de: 

“Las bacinillas de Tanis,
nadie lo puede negar,
desde la puerta vemos
que siempre están a pleamar. 
Perfecto coge el calderu,
lu va a tirar al Sablón
pa que, por la noche,
los críos hagan la deposición. 
El calderu no lu friega,
por si lu lleva la mar,
pero mete el agua en casa
pa fregar la vasa
que emporcaron al cenar.
Tanis es trabajadora, 
nadie lo puede negar, 
aunque siempre está en la bolera de “La Bombilla”
viendo a los hombres jugar”.


Le tira ese casticismo de palanganas y pucheros con remaches, en el que nunca faltan personas graciosas: “¡Quién me iba a decir a mí, chachu, que el orinal que heredé de mi güela, que hizo muchu serviciu en casa cerca de noventa años, iba a acabar expuestu pa que lu contemplen los turistas!”, oía decir el otro día, en el mercado de los martes, a una porruana que hablaba con orgullo del Museo Etnográfico del Llacín.
Pero, sobre todas las cosas, y aunque su palmito abulte poco, el “Sol” es un experto en los lances de galanteo. La primera actividad vital de este ligón empedernido se centra en coleccionar novias. Su éxito con el género femenino está en la naturalidad, en no aparentar lo que no es: posee el aplomo de Humphrey Bogart, la decisión de Giovanni Giacomo Casanova y la fragilidad de Bambi. El “Sol”, hijo ratonero del mestizaje, es, en fin, el perro más listo y rumbero de Llanes y, frente a la psicosis de guerra que nos rodea hoy, se ha convertido en un símbolo de paz: nadie aplica tan al pie de la letra como él eso de “haz el amor y no la guerra”.

(Artículo publicado en el diario LA NUEVA ESPAÑA el jueves 13 de febrero de 2003)

jueves, 2 de noviembre de 2017

LLANES: CARMEN GARCÍA SEARA (SOR CARMEN), UNA MONJA PARA LA HISTORIA

 Para todos los llaniscos, que tanto la quieren y tanto la admiran, Carmen García Seara es, simplemente, Sor Carmen.
Directora de la Residencia Fundación Faustino Sobrino de Llanes, está siempre al pie del cañón, incansable en su gestión inmaculada. Cada día, veinticuatro horas pendiente de todo, en beneficio de los residentes.
Ella y sus compañeras son dignas herederas de la limpia y eficaz tradición de servicio de las monjas franciscanas misioneras de la Madre del Divino Pastor, que desde 1894 están haciéndose cargo de la importantísima institución llanisca. La joya, sin duda alguna, de las instituciones de Llanes.
Esta excepcional mujer es de As Teixugueiras, localidad de la provincia de Ourense, donde nació en 1943, hija de Manuel y Dosinda. Es la segunda de nueve hermanos, cinco de los cuales eran hembras. Una de esas hermanas suyas es religiosa, como ella: franciscana de la Divina Pastora. Se llama Remedios y está destinada como misionera en Chile.
Carmen fue a estudiar a Madrid a los 13 años, con el propósito firme de hacerse monja. Era en la calle de Santa Engracia, número 142. Novicia a los 16 años, hizo los votos a los 18.
En Madrid acumularía una experiencia docente de 30 años, como profesora de un colegio. Carmen es una mujer muy preparada, aunque no presume de ello. Había estudiado la carrera de Magisterio e hizo también los estudios de técnico administrativo. 
Fue enviada luego por su congregación a León, capital, donde permanecería ocho años en un centro infantil; más tarde la mandaron al Barco de Valdeorras (Orense), localidad en la que estaría otros tres años como profesora, y luego en Arenas de San Pedro (Ávila), seis años más.
Sor Carmen lleva en Llanes desde 2002 como directora de la Residencia Faustino Sobrino. Pequeña y espartana, muy fuerte física y mentalmente, está siempre pendiente de todos los detalles. Siempre resulta Carmen una mujer eficaz. Tiene una amplísima experiencia en la dirección y organización de equipos de trabajo y podría asumir con solvencia la dirección de cualquier empresa que le pusieran por delante.
 Higinio del Río Pérez

miércoles, 18 de octubre de 2017

VICENTE ANTONA, UN PINTOR MADRILEÑO DEL QUE HEMOS PERDIDO LA PISTA




Del pintor madrileño Vicente Antona no sabemos nada. 
¿Dónde estará? ¿Qué habrá sido de él? 
Nos gustaría contactar con este hombre singular. 


De él conservamos su tarjeta de visita, que dice así:

VICENTE ANTONA GARCÍA
Arte-Decoración
Calle Verdad, 7. 3º 1
2809 MADRID

Pero su teléfono no responde. Lo hemos intentado infinidad de veces. 
Nos queda el recuerdo imborrable de su simpatía y de su cariño. De cuando venía todos los veranos a Llanes y pasaba por la Casa Municipal de Cultura.
De las acuarelas de la villa llanisca hizo unas reproducciones que se vendían en la Basílica de Santa María, con el beneplácito de don Luis Díaz García, el párroco querido por todos. 
La última vez que vimos a Vicente Antona fue en el salón de actos del Centro Asturiano de Madrid (C/ Farmacia, 2), con motivo de la presentación del libro "Joaquín Ortiz, un arquitecto racionalista", en el otoño de 2011. 
Buscando en Google, tan solo hemos encontrado la referencia de una acuarela suya que forma parte del patrimonio del Ayuntamiento de Ayllón (Segovia): "Toros en Riaza", 24 x 26 cm.

Higinio del Río









jueves, 12 de octubre de 2017

TODAS LAS MADRES SON PILARES


UN PEQUEÑU HOMENAJE A PILAR PÉREZ BERNOT (1924-2008), 
LA DE LA TIENDA DE COMESTIBLES "LA PILARICA" DE LLANES


(…/…) Pilarina vivía sólo para sus hijos (se desvivía, diríamos mejor), uno de los cuales le salió periodista. Cuando iba a verlos a Madrid le tocó más de una vez llevar al Alsa, de noche, la crónica del rapaz para la «Hoja del Lunes» de Oviedo. Era una madre amantísima y todoterreno que para sí hubiera querido Mariano José de Larra. Lo demostró, sobre todo, una vez que el periodista hizo prácticas en un programa de radio (la COPE) dirigido por Manuel Antonio Rico: en aquel tiempo, México sufrió un terremoto que conmocionó a la opinión pública; Plácido Domingo encabezó, entonces, la ayuda a los damnificados y organizó en Madrid una «Antología de la zarzuela» para recaudar fondos. Al hijo de Pilarina le fue encomendado entrevistar al tenor, y el joven reportero aprovechó la ocasión para llevar con él al teatro de la Zarzuela a su madre y a su hermano. En el intermedio, prepara su grabadora para entrar en acción, pero en seguida ve que es una misión prácticamente imposible. Plácido se divisa tras un muro infranqueable de cámaras y micrófonos. Pilarina, que está al quite, aparece de pronto para sacar las castañas del fuego y se abre paso discretamente hasta el divo, mientras se prepara alrededor un equipo de Televisa: «Mire, soy la madre de aquel periodista que está allí, que viene a hacerle una entrevista. ¿No le podría usted atender?». Al cantante le llega al alma la intercesión maternal; busca al muchacho y le echa el brazo por el hombro con suma cordialidad: «Adelante, joven. Pregunte». De aquel rincón salieron así unas jugosas declaraciones que al día siguiente se emitirían en exclusiva en el boletín de la mañana.


(Párrafo de un artículo de Higinio del Río, titulado "Un año sin Pilar Pérez Bernot", publicado en el diario LA NUEVA ESPAÑA el jueves 14 de mayo de 2009).

jueves, 25 de mayo de 2017

TEATRO EN ASTURIAS: UN ENCUENTRO SIN PRECEDENTES ENTRE PROGRAMADORES Y COMPAÑÍAS


El dramaturgo Etelvino Vázquez, en la presentación
de las propuestas de la compañía Teatro del Norte.
(Foto: Higinio del Río).
  
Los días 23 y 24 de mayo de 2017, el Paraninfo de Laboral Gijón Ciudad de la Cultura fue sede de dos intensas jornadas teatrales convocadas por la Viceconsejería de Cultura del Gobierno del Principado de Asturias. Fue un encuentro absolutamente novedoso.

Asistieron al encuentro los directores de las casas municipales de cultura de 24 ayuntamientos y los representantes de 46 compañías teatrales, así como de los colectivos ACPTA (Asociación de Compañías Profesionales de Teatro y Danza en Asturias) y FOROESCENA (asociación de empresas de artes escénicas de Asturias).  
El objetivo fue facilitar el encuentro entre los programadores municipales y los grupos teatrales que forman parte del Circuito de las Artes Escénicas del Principado. Sobre el escenario, a lo largo de un total de diez horas, se sucedieron pequeñas representaciones de diez minutos, con las que se completó una visión general de las propuestas teatrales incluidas en la presente edición del Circuito de las Artes Escénicas. Los directores de las Casas de Cultura conocieron así, de primera mano, los contenidos, características, necesidades técnicas y público al que van dirigidas las obras seleccionadas.
Fue una excelente ocasión para profundizar en el conocimiento mutuo y en el intercambio de experiencias.  
El Circuito de las Artes Escénicas, una de las conquistas culturales más notables de la región asturiana en los últimos años, se creó en  2001. Es un paso más en la democratización de la cultura. 
En esencia, implica un marco de coordinación entre el Gobierno del Principado, los ayuntamientos y las compañías profesionalesy permite ofrecer y acercar el teatro a los ciudadanos de numerosos municipios. Al propio tiempo, colabora en el fomento de la creación, producción y difusión de las artes escénicas. 
En la actualidad, se programan cada año 300 representaciones dentro del Circuito, del que forman parte 25 ayuntamientos y cuarenta y ocho compañías.

Higinio del Río Pérez


Laboral Gijón Ciudad de la Cultura, sede de los encuentros.

Moisés González y Ana Eva Guerra,
de El Callejón del Gato.
(Foto: Higinio del Río).

Verónica Gutiérrez y Silvino Torre, de Factótum Teatro.
(Foto: Higinio del Río).